Youth Digest: No se tome a la ligera el poder de la confianza


A través de la ventana de vidrio de la tienda de oro, noté al "mendigo" al otro lado de la calle. Aunque había estado arrodillado en el suelo durante toda una mañana, según mi observación, hasta ahora todavía tiene que ganar una limosna de un transeúnte.
Todo esto es culpa suya, en primer lugar, es demasiado joven y no está incompleto; en segundo lugar, su vestimenta es demasiado poco profesional, aunque la ropa y los pantalones de su cuerpo no son nuevos, están demasiado limpios y ordenados, y no muestran ningún sentimiento de desesperación. Cuando salí a comprar comida al mediodía, pasé junto a él y vi una hilera de hermosos caracteres de tiza escritos en el suelo: "Estoy en una tierra extranjera, mi madre está enferma e ingresada en el hospital, y necesito con urgencia 1,000 yuanes para tratar a mi madre. Espero que los transeúntes den generosamente. ¡Definitivamente te devolveré el dinero!que raro si alguien se lo cree! Justo cuando estaba a punto de darse la vuelta y marcharse, vio a una persona que caminaba hacia el "mendigo" y le metía un rollo de billetes en la mano, diciendo: "Toma estos quinientos dólares y ve a tratar a tu madre rápidamente. Vida humana ¡No debe demorarse!" "
Mirando cuidadosamente, esa persona es en realidad la Sra. Zhao, la trabajadora de limpieza de mi tienda de oro. La hermana Zhao es una trabajadora despedida en una fábrica textil. Su familia no es acomodada y ella trabajó duro en una tienda de oro durante un mes, pero sus ingresos eran de solo 600 yuanes, así que la detuve y le dije: "Hermana Zhao, ¡estás loca, estos mendigos son todos mentirosos!" Pero la hermana Zhao dijo con seriedad: "La vida es importante, ¡Cómo puedes esperar hasta que mueras! Además, creo que este joven no mentirá".
En ese momento, vi al joven con un rollo de billetes en la mano y dije con gratitud: "Hermana, estoy muy agradecida, por favor dígame la dirección , definitivamente te devolveré el dinero en el futuro".
"De nada, ¡la vida importa! Trabajo en la tienda de oro de enfrente, si tienes dinero, devuélvemelo antes, ¡mi familia no es rica!", Dijo la última oración. En ese momento, la hermana Zhao se frotó las manos callosas, sintiéndose un poco avergonzada. Luego, el El joven desapareció entre la multitud a toda prisa.
En el camino de regreso, seguí quejándome de que la hermana Zhao era estúpida. Los colegas de la tienda sabían sobre esto, y todos creían que el dinero de la hermana Zhao debía haberse desperdiciado, y algunos bromearon en secreto diciendo que la hermana Zhao era la 205 del nuevo siglo, pero la hermana Zhao insistió en sus propias palabras: "La vida humana es importante, creo que este joven no mentirá". Este incidente fue rápidamente olvidado por todos, solo la hermana Zhao siempre miraba consciente o involuntariamente fuera de la tienda. Todos sabían que esperaba que el hombre le devolviera el dinero lo antes posible. Al verla llena de confianza, todos no podían soportar golpearla de nuevo.
Unos dos meses después, meLlegué a la tienda al mediodía cuando estaba en el turno de noche. Tan pronto como entré por la puerta, vi que las caras de todos estaban radiantes, incluida la hermana Zhao. Antes de que pudiera preguntar después de entrar por la puerta, la Sra. Zhao sacó una pila de billetes de diferentes denominaciones, nuevos y viejos, corrió hacia mí y dijo alegremente: "Niña, me devolvió el dinero. Dije que no haría trampa". " ¡Mío!"
Resulta que el primer "mendigo" es un norteño. Hace más de dos meses, llevó a su madre al sur a trabajar. Ese día, mi madre contrajo una apendicitis aguda y fue ingresada en el hospital. El médico dijo que la cirugía solo sería posible después de pagar 1,000 yuanes. En ese momento, todas sus propiedades costaban solo 200 yuanes. El hombre fue al lugar donde trabajaba y le pidió prestado al jefe. El jefe vio que era un extranjero y se negó a prestárselo. Desesperado, no tuvo más remedio que arrodillarse en la calle y mendigar. En ese momento, ya lo había descubierto, si no podía recaudar dinero en la noche, élno tuvo más remedio que robar por la seguridad de su madre, y nuestra tienda de oro era su objetivo más cercano.
Ahora, la madre del joven ha terminado la operación, todo está bien y el hombre ha ganado suficiente dinero para regresar con la hermana Zhao. La hermana Zhao no solo salvó una vida, sino que también evitó que un joven cometiera un delito. Pensando en la frase que la hermana Zhao dijo ese día, "¡Creo que este joven no mentirá!" No pude evitar sentirme avergonzado.
El fuerte sentido de autoprotección nos ha acostumbrado a no confiar en nadie ni en nada. Para no ser lastimados, nos negamos a ayudar a los demás y rechazamos la ayuda de los demás. Pero ignora una de las emociones más preciadas entre las personas, que es la confianza. A veces, si les das un poco de confianza a los demás, puedes obtener más que un simple agradecimiento. Frente a una emoción sincera, nadie puede estimar cuánta posibilidad y poder hay detrás de ella.

Youth Digest: No se tome a la ligera el poder de la confianza

Etiquetas:
Anterior: Citas y líneas clásicas de "The Ferryman"
Próximo: Citas inspiradoras simples para mí mismo en 2021